DULCES LA CARTUJA

Germán y Sacri, son un matrimonio enamorado de su comarca con amplia experiencia en el mundo de la confitería y la materia prima que en ella se cultiva. Juntos consiguen crear en su obrador unos productos excepcionales que llegan a las tiendas gourmet de toda España y a diferentes países del mundo como Bélgica, Lituania o Francia.

La historia comienza en Montanejos y Valencia, tres generaciones atrás con “Dulces Germán”. En 1985, Germán Torres Peñalvert, decide hacer realidad un sueño, en el Alto Palancia, concretamente en Altura, a escasos metros de la Cartuja de Val de Cristo, en un enclave privilegiado rodeado por las Sierras Calderona y Espadán, donde decide cultivar membrillo, plantando más de 900 árboles. Así surge la Fábrica de Dulces “La Cartuja de Val de Cristo”. En su amor por los productos de la tierra, su hijo, Germán Torres Bonet decidió potenciarlos confeccionando mermeladas de tomates y albaricoques.

DULCES LA CARTUJA

Filtros activos

MERMELADA DE FRESA "LA CARTUJA" 200 GRS.

Elaborada a partir de fresones maduros, la mermelada de fresas de La Cartuja de Altura hará de sus desayunos una experiencia que la hará querer levantarse cada día. Es quizás de las frutas que más propiedades conservan cuando se consume en forma de mermelada. Contiene un alto porcentaje de vitamina C, 100 gramos abarcan la cantidad diaria recomendada. Gracias a esta sustancia tiene efectos antioxidantes, fortaleciendo además el sistema inmune.

MERMELADA DE MELOCOTÓN "LA CARTUJA"...

La estrella de los desayunos, especialmente combinado con queso, cuajada o helado es un manjar delicioso. Puede utilizarse también como ingrediente para la realización de tartas como la muy conocida de yogurt con mermelada de melocotón. La mermelada de melocotón de Dulces la Cartuja de Altura, sigue el proceso tradicional de elaboración en el que los frutos se seleccionan, pelan y trituran manualmente.

MERMELADA ALBARICOQUE "LA CARTUJA"...

A mediados del verano, cuando los frutos se encuentran en su punto justo de madurez, elaboramos nuestra mermelada de albaricoque. Previamente lavados, los frutos se parten y se deshuesan para ser levemente triturados. Es una mermelada con un suave toque ácido, ideal para acompañar un buen desayuno o cena ligera.